Contratos trampa

 

Quiero comentar mi experiencia en mi última empresa, para que los compañeros vayan detectando pistas para los contratos trampa.

Los contratos trampa son ésos en los que en mayo te contratan para seis meses, o un año, te prometen que vas a pasar un par de meses en un centro malo, pero luego podrás pedir otro centro mejor. Todo mentira.

En este caso comentaré que es un centro comercial muy conocido de Madrid.

Primera semana: no tienen uniformes de tu talla. Tienes que trabajar con una camisa y unos pantalones tres o cuatro tallas más grandes, siendo el hazmerreír de cara al público. Te enseñan la operativa del centro de pasada, y el centro a velocidad supersónica. Obviamente, las rondas luego las haces por adivinación con ouija, por que no recuerdas la mitad de las puertas a cerrar, o las llaves las lleva atadas al pescuezo el pelotilla de turno, o como dice el responsable del servicio, “su persona de confianza”. Obviamente no tienes tiempo durante la ronda a inspeccionar anomalía alguna, sino que vas a toda pastilla cerrando puertas aunque te dejes la gente trabajando encerrada.

Segunda semana. Observas que todos tus compañeros tienen pinganillo menos tú. un compañero te arregla el único que queda y media hora después, el pinganillo misteriosamente ha desaparecido. La respuesta del responsable de servicio ( otro vigilante igual que tú, sin cargo alguno legalmente), es que te compres tú uno por que la empresa no te lo va a dar, ni él lo va a pedir. Así que vas dando el cante por todo el centro y la línea de cajas mientras los demás pasan desapercibidos acústicamente.

Tercera semana, te entregan un cuadrante en el que vas a hacer prácticas de noches, y luego, una semana de noches. Misteriosamente recibes otro cuadrante donde te han eliminado las noches, y te dicen que la empresa no quiere que hagas noches, o “no lo ven conveniente”, así que te comes días de trece horas y media de plantón en una línea de cajas, y el día de descanso lo empleas en ir al fisio por que te duele hasta la ilusión de vivir.

Cuarta semana. las destrucciones de productos caducados ( ahí se llamaban “demarcas”) las hace o verifica, o bien el pelotilla de turno, o bien un auxiliar. te avisan de que hay que ir a pescadería, o a alimentación, a hacer una demarca, y misteriosamente, te dice el responsable del servicio que no quiere que hagas esos servicios, que se espere el responsable del departamento. eso sí, si pides un relevo en ésos momentos, el pelotilla no puede ir a relevarte por que hay que hacer la demarca urgentemente. Algunos hasta con martillo para romper los productos.

Quinta semana: el pelotilla te avisa de que el responsable de servicio no quiere que hagas las devoluciones, cosa que hacen todos tus compañeros menos tú, o bien, las hace un auxiliar de servicios y luego firma el pelotilla. El caso es que tú no sales de la línea de cajas para nada.

Sexta semana: te dicen que no puedes pedir más de una semana de vacaciones en verano, y que el resto lo tienes que pedir en invierno. Aquí empieza la trampa: piensan despedirte antes de que puedas pedir los días restantes.

Séptima semana: te afean mucho la conducta por que de las tres veces en todo el verano que te sientas en el CCTV, justo entra el jefe cuando acabas de soltar la consola de mandos, mirando atentamente a una parejita a ver si se mete en el carrito de niños algún producto. Si sueltas la consola, para ellos eres el demonio en persona, debes estar “moviendo cámaras” aunque no estés haciendo una labor real ni de lejos. Obviamente es una excusa cojonuda para decirte que vas a pisar poco el CCTV.

Octava semana: en los raros descansos que te dejan, vas a fumar un cigarro al exterior del centro y te echan la bronca por que no vas tapado con un chaquetón en verano, o no has elegido el sitio adecuado, o las conversaciones con las cajeras del centro son ” inapropiadas”. Obviamente es el momento que ellas aprovechan también para dar parte a sus jefes de que tus conversaciones son muy ” inapropiadas”, dado que el objetivo es que no vayas a ése sitio para que no las controles los descansos. Añádase envidias entre ellas si no logran ligarte, y ya tienes el expediente asegurado.

Novena semana: usan todo lo anterior para presionarte y que pidas el despido voluntario, te amenazan con el famoso listado de trabajadores de especial conflictividad, con abrirte expedientes y si se puede, causas penales por acoso a las cajeras, argumentan ” falta de decoro” si te sientas incorrectamente en la silla del CCTV por que llevas doce días de pié a trece horas y media diarias, con la espalda rota ( motivo precisamente de discapacidad por la que te contrataron, cobrando jugosas subvenciones que no devolverán). Si te pilla lúcido, le dices que firma su puñetera madre. si te pilla derrotado, firmas lo que sea y te vas a casa a morirte del dolor de espalda y del sueño que tienes.

Y luego, comprendes cómo te la han liado desde el principio para hacerle la sustitución de vacaciones a ésa empresa, a cuatro pelas, y te han comido, masticado y escupido en dos meses.

Mucho ojo con la contratación entre este mes y junio. Hay mucha empresa que se va a aprovechar lo que pueda, mintiendo lo que sepa.

Un saludo.

 
Gracias compañero @Gilgamesh de  www.forodevigilantes.com

Deja un comentario, esto nos motiva a seguir escribiendo