El valor de la amistad en seguridad privada

Cuando entre nuevo en una empresa de transportes , el primer día me pusieron con un tipo que no tenia dientes , con perilla y las manos llenas de sellos de oro. La primera impresión fue mala , el tipo tenia toda la pinta de ser un fanfarrón de barrio. Pero a diferencia del resto de compañeros , este no te miraba por encima del hombro ni te menospreciaba por ser nuevo. Era un tipo muy alocado que no paraba de cantar , ni de hacer el chorra . La verdad es que fue el único , que me hizo reír y pasármelo bien en mi jornada. Además me enseñaba el oficio e incluso me daba los albaranes para que se los hiciera yo , para que pudiese aprender a portear.

No era perfecto , con el tiempo me di cuenta que abusaba de mi confianza y siempre me daba toda la moneda , para que me la cargase yo ( Además de los albaranes ) yo que no era tonto me daba perfecta cuenta de lo cara dura que era el tipo , pero la verdad es que me lo pasaba muy bien con él . Como me cargaba con todo su trabajo , aprendí rápido a portear y pese a que podría haber estado de jefe de equipo , mi compañero me reclamo para ir siempre juntos (Normal le hacia todo el trabajo yo)

Así estuve casi 2 años , viendo que gente que entraba después de mi en la empresa los ponían de jefe de equipo y yo por ir siempre con este, no lo hacia nunca.
Los compañeros se reían de el y le llamaban vago y caradura , por mi parte a mi me llamaban esclavo de el.

Un buen día me harte de que el conductor y el jefe de equipo cobrasen mas que yo y les propuse que si querían que fuésemos los tres juntos siempre ( Y ya que yo trabajaba mas que el jefe de equipo) lo justo seria compartir sus dos pluses entre los 3 . Ellos se negaron y entonces yo les dije que si no querían compartir sus pluses , sintiéndolo mucho , le diría al jefe de trafico que quería rotar de ruta ( Cada 15 días ) y así cuando me tocase una ruta de hacer horas , aunque no tuviese ningún plus por lo menos cobraría horas extras. Ellos parecieron entenderlo y lo aceptaron . Al cabo de casi un año dando tumbos por todas las rutas , me promocionaron para jefe de equipo.

Mientras tanto , mi compi , como ya no tenia a su “esclavo” de vez en cuando iba cogiendo la baja , por que no le gustaba trabajar e incluso le llegaron a apodar “Bajindo”

Al cabo de un año , nos enteramos que otra empresa nos compraba y yo y mi “amigo” (Ese que fue mi jefe de equipo, Bajindo ) estuvimos en la calle al poco tiempo.

Ante esta situación , le propuse a mi “amigo” ir a buscar faena 3 o 4 días por semana , una vez con el coche de cada uno. La verdad es que fue muy positivo , pues si vas solo , los portazos y los “Ya te llamaremos ” deprimen un montón , en cambio con este colega , casi era como una fiesta. Buscábamos curro , pero nos lo pasábamos genial.

Durante este periodo , Bajindo , tuvo temporadas que decía que solo quería la pasta y otras el curro. Tuvo varias fantasías , con montar un estanco o una guardería con la indemnización , pero la realidad de la situación le hacia bajar de las nubes. Mientras tanto , yo iba a todas las asambleas y huelgas que montamos para recuperar nuestro empleo , pero Bajindo nunca venia. Siempre ponía alguna excusa tonta.

Después de un año en el `paro a mi me llamaron de una empresa y el se quedo solo. Yo le llamaba de vez en cuando para ver como estaba , pero ni me cogía el teléfono. Me preocupaba por el , sabia que estaba cogiendo depresión y cuando conseguía contactar con el , le preguntaba si seguía buscando faena , el me decía que si , pero yo sabia que no salía de casa para nada.

Cuando tuve la oportunidad de ayudarlo a entrar a currar donde yo estaba , le llame y le ofrecí una entrevista. Quedo con el jefe de seguridad para la entrevista , pero no se presento. En su lugar coloque a otro colega que despidieron igual que a mi.

Al cabo de 6 meses tuve otra oportunidad de meter al Bajindo y fui tan pardillo que le volví a llamar. Le volví a conseguir una entrevista y esta vez si se presento y lo cogieron. Bajindo estaba tan contento que le dijo a todo el mundo que yo era como su hermano y que lo que había hecho por el nunca lo olvidaría , incluso llego a decirme a mi y a dos compañeros , que cuando consiguiese la pasta de la indemnización , que nos invitaría a una mariscada a los 3 (Yo En el fondo sabia que nunca cumpliría su promesa pero no imaginaba que es lo que iba a pasar.)

Resulta que a los 2 meses y como fruto de una lucha de movilizaciones , me entero que yo iba a ser readmitido. Bajindo no seria readmitido ( Porque no se presento a ninguna huelga) pero conseguiría la indemnización , mas un plus de pasta. Hicimos una cena de despedida mía y todo era alegría y buen rollo. El , en un momento dado me dijo que si el fuera yo , que no volvería a Loomis que me iban a putear , quiso convencerme de que me quedase y no me fuese a Loomis pero yo le dije que ya era mayorcito y sabia lo que me hacia. Así que me fui contento por conseguir lo que tanto había luchado , pero también por saber que dejaba a mis amigos con trabajo.

Bajindo con el tiempo , empezó a coger bajas en el trabajo donde lo coloque y como estaba temporal , acabaron por no renovarle el contrato. Además , su envidia de que yo hubiese entrado en Loomis y el no , se convirtió en resentimiento y el resentimiento en odio. Tal fue la cosa , que empezó a ponerme verde con todos los que se cruzara y pase de ser su “Hermano , colega ,amigo ,etc.” a ser un estomago agradecido y un lacayo de un sindicato.

Tal fue la amistad que tuve con Bajindo , y ese fue , el precio .

Fin

 
relato del compañero palopiedra en  foro de vigilantes de seguridad y noticias
 
 

Deja un comentario, esto nos motiva a seguir escribiendo